An innacurate memoir by: Katanas y colegialas

Quizás la película que os vamos a  contar hoy no sea todo lo extrema que nos habría gustado, o a lo que estáis acostumbrados que os contemos en este blog, sin embargo nos sorprendió gratamente y queremos recomendarla de todos modos. An innacurate memoir es una película más bien bélica, pero con algunos momentos de humor y otros casi llegando al thriller; hecha en China, y como muchas de estas, acusando un período histórico importante para ellos y del cual necesitan reivindicar constantemente, que es la ocupación japonesa del país.




An innacurate memoir
El punto principal de la película está en unos bandidos que aprovechan una situación algo caótica en el país para robar todo lo que pueden a quien sea y esconderse a disfrutar de sus ganancias, sin ningún tipo de moral, sentimiento patriótico, etc… La película empieza con la liberación del jefe de la banda de la cárcel, la posterior huida al desierto y el encuentro con un rico al que raptan con la finalidad de pedir rescate. Después de tener al secuestrado un tiempo con ellos, se dan cuenta de que no es rico y que no les traerá dinero, pero él se lo monta para permanecer junto a los bandidos y convencerlos de que deben hacer algo por su país; su intención es secuestrar al príncipe de Japón, que se dirige a esa región para una presentación, y así poder terminar con la guerra. Al principio le costará convencer a los bandidos, pero después de un ataque de los japoneses a su guarida subterránea y de exponerles un plan que parece que no tiene ningún fallo, se juntaran todos para recuperar lo que es suyo y para defender a su país. El plan no funcionará tal como lo habían pensado, pero acabarán saliéndose con la suya (más o menos).

El principio de la película es realmente prometedor, con una imagen completamente de western y una escena de acción muy bien realizada (la liberación del líder de la banda); con eso nos pensamos que estamos a punto de ver algo parecido a El bueno, el malo y el raro; pero enseguida nos damos cuenta de que no será así, cuando la cosa se vuelve a tranquilizar, vemos que se trata más bien de una película política y de ideales, que no una de acción sin miramientos; aunque no por eso nos vamos a perder la parte de acción, aunque tenga un estilo muy diferente, la película conserva toda la espectacularidad de las grandes obras bélicas.

El principal atractivo de la película es, sin duda, su fotografía; una imagen en todo momento pálida y carente de colores vivos, muy adecuada para la vida en el desierto, tanto en sus exteriores carentes de mucha vida (incluso las ciudades son algo especial que no parecen ni ciudades habitadas), como en sus interiores (que se basan sobretodo en la guarida secreta de los bandidos bajo la superficie del desierto, con toda clase de lujos, pero casi como si fuera una cárcel). También las escenas de acción se adaptan a este estilo, creando una armonía entre imágenes, movimientos y música; desprovistas de una gran rapidez de movimientos o de una gran espectacularidad en efectos especiales, pero perfectamente ordenadas y filmadas.

An innacurate memoirEntre los pocos defectos de la película, podríamos destacar dos algo confusos, pero que no consiguen hacer que no disfrutemos del conjunto. El primero sería la presentación de personajes, con una banda bastante numerosa, se nos hace algo complicado empezar la película sin saber quién es quién, incluso más adelante, sólo conocemos realmente a los personajes principales, aunque se note que se le quiere dar protagonismo la banda entera. El otro sería, como en muchas de las película chinas, la necesidad de meterse en política, y el querer desprestigiar a los japoneses como sea (lo más fuerte es el robo de una gran estatua de Budha y el final en el que parece que China derrotará a Japón); pero en realidad en esta ocasión tampoco molesta demasiado, ya que al estar basada en la guerra, encontramos necesario algo de contexto político.

El director de la cinta es Shu-Peng Yang, un profesional con poca experiencia dentro del sector, no hemos visto nada suyo anterior a esto, así que no sabemos si es su tónica habitual, os aseguramos que buscaremos sus otras películas para ver si nos sorprenden tanto como esta.
Los protagonistas sí que son bastante más conocidos: Huang Xiaoming (Sacrifice, The guillotines, The last tycoon); Yi Zhang (The founding of a party) o Zinyi Zhang; todos con papeles no muy importantes (ya que la película se basa en un gran número de personajes; pero bien conseguidos.

En definitiva, no esperéis una película de acción trepidante, ni de grandes efectos especiales, es más bien una película bélica con una imagen muy trabajada y mezclando acción controlada con algo de humor, lo que muchos dirían “estilo Tarantino” aunque nosotros sepamos que fue Tarantino quien copió este estilo de películas.

  • Lo mejor de la película:
El momento colegiala con katana, aunque no venga nada a cuento (un homenaje a nuestro blog).
  • Lo peor de la película:
Querer dar tanta importancia a tan gran número de personajes, se pierde un poco el enfoque.