Crónica Festival Nits de Cinema Oriental 2013 día 2


Miércoles 10 de Julio

El sol ocupa el cielo de Vic, nosotros como será costumbre cada mañana nos desplazamos hasta el espacio ETC donde a las 10:00h tiene lugar la sesión infantil de La gran aventura de l'abella Hutch, la sala estaba llena hasta la bandera, los más pequeños se han hecho amos y señores del festival por unas horas. La colmena de la pequeña Hutch se ve amenazada por un grupo de avispas. Es entonces cuando emprenderá una gran aventura en busca de su madre perdida. A continuación en el mismo espacio ETC ha tenido lugar el film Fishing Luck, que nos cuenta la historia de una chica de ciudad que se traslada por motivos de trabajo a una pequeña isla de pescadores. Allí conocerá a tres chicos que cambiarán completamente su vida. Paralelamente a esta proyección, en la oficina de turismo de Vic, hemos asistido a la presentación por parte del embajador taiwanés de una exposición fotográfica de cuatro series de imágenes que nos acerca un poco más a conocer ese maravilloso país que es Taiwán.

La tarde ha empezando con una tormenta que amenazaba la sesión de noche al aire libre. Pero aun con tiempo de sobras para que el día mejorará empezamos la tarde a las 17:00h en los cines Vigatà para ver un entrañable documental Go Grandriders!. Un grupo de octogenarios taiwaneses tenía un sueño que cumplir a toda costa, viajar alrededor de toda la isla de Taiwán con scooters, y así demostrar al mundo que no son una simple carga y que si se lo proponen pueden conseguir cualquier cosa. Tras un pequeño inciso para estirar las piernas y poder comprobar que el sol vuelve a aparecer en Vic, volvemos dentro del Vigatà para ver un drama con gran factura técnica y artística, era el turno para Joyful Reunion, la segunda parte de la galardonada Comer, beber, amar, del director Ang Lee. Un reputado y padre de familia cocinero, se enfrenta a la vejez y todo lo que ello conlleva, eso sí tendrá el total apoyo de sus dos hijas, aunque ellas también tienen sus problemas, sobretodo la mayor.



Ahora es momento de ir a la Bassa dels Hermanos para recibir la noticia que la última sesión tendrá lugar de nuevo en los cines Vigatà, ya que la lluvia seguía amenazando con su presencia, pero no antes sin degustar una estupenda cena china al aire libre, junto a unos pocos valientes que se han acercado pese a ese cielo encapotado.

El cierre para el segundo día no podría haber sido mejor, un Vigatà repleto de gente ha acogido entre carcajadas y aplausos a Lost in Thailand, una secuela de Lost on Journey, la cual también fue proyectada en 2010 en el festival. Un empresario peleado con su mejor amigo, con un divorcio a las puertas y una hija decepcionada con su padre, emprende un viaje hacia Tailandia en busca de su jefe que le cambiará su vida para siempre, nada más poner un pie sobre el avión que le llevará a su destino conoce a BaoBao, que se convertirá en su mayor tortura, juntos pasarán la gran aventura de sus vidas.

Con este buen sabor de boca, nos retiramos por hoy y esperamos que mañana si que podamos disfrutar de la sesión japonesa al aire libre si el tiempo nos lo permite.

Fuente original: http://www.terrorweekend.com/2013/07/cronica-festival-nits-de-cinema_11.html