Lost in Thailand review


Título original: Lost in Thailand
Año: 2012
Duración: 105 min.
País: China
Director: Zheng Xu
Guión: Zheng Xu
Reparto: Zheng Xu, Baoqiang Wang, Bo Huang, Hong Tao, Bingbing Fan


El adjetivo divertida se queda corto. Carcajadas aseguradas.

Hablamos de la secuela, o más bien reboot de Lost on Journey. Como dato diré que es la comedia que más taquilla a realizado en la historia de China, ¿merecido? rotundamente SÍ. Los más escépticos tal vez no acaben de cogerle el ritmo durante los primeros minutos, pero os aseguro que si os gustan las comedias posiblemente acabéis con dolor de barriga de tanto reír. Cargado de gags tremendos, actuaciones divertidísimas, escenarios exuberantes y un ritmo de vértigo son las señas de identidad de Lost in Thailand.

En la vida de Juan todo son problemas, su mujer le reclama el divorcio, las promesas hacia su hija nunca llegan y su mejor amigo se ha convertido en su mayor enemigo. Ahora es momento de emprender un viaje que cambiará su vida por completo. Una carrera contrarreloj para encontrar a su jefe antes que su rival, quien pierda tiene una fortuna asegurada con el nuevo descubrimiento que ambos hicieron, el último en llegar se quedará sin nada. Tailandia es el destino, pero no sabía que nada más embarcar en su avión y conocer al alocado BaoBao sería el inicio de otra aventura paralela que pondría a prueba hasta su cordura. La aventura Tailandesa que cambiará la vida de los tres protagonistas acaba de empezar.



Zheng Xu es el encargado de dirigir y co-escribir con mano firme esta hilarante comedia. Le ha sabido imprimir un ritmo endiablado al film. Hay que reconocerle su tremendo trabajo más sabiendo que se trata de su opera prima. A cogido Lost on Journey, a despedazado casi todo el drama y se ha centrado en sacar al píblico las carcajadas, y parece que su fórmula mágica da resultado. Su trabajo tanto en dirección como en guión son fantásticos, pero además añadimos que forma parte del trío protagonista y aunque ahí no es el que más sobresale (ese honor sin duda es para Baoqiang Wang) los tres funcionan a las mil maravillas en pantalla, se complementan de manera magistral.

Salvando las distancias la podríamos considerar la respuesta de China a Resacon en Las Vegas. Incluso para mi, Lost in Thailand tiene mucho más gusto a la hora de escoger el humor que nos muestra, menos extremo y más familiar. La recomiendo a todo el mundo, su humor es tan universal que llega a todo el mundo, las risas con este film están aseguradas. Hay veces que vale la pena desconectar y dejarse llevar, esta es una de esas veces. Perderse en Tailandia nunca fue tan divertido.

Firma: Omar Parra de http://www.terrorweekend.com