Último día by: Katanas y colegialas



Ohhhh, nos da mucha pena anunciar que ya se terminó el Festival Nits de de Cinema Oriental, y es que este ha sido un año excepcional, y no podía ser menos siendo su décimo aniversario. Pero bueno, aun nos queda contaros como lo pasamos un último día completamente redondo, en el que disfrutamos con todas y cada una de las películas, contaros los premios otorgados por el público del festival, haceros las reseñas de todas las películas extremas que hemos visto y anunciaros nuestros habituales premios Katanas y colegialas. Así que allá vamos.



Y empezamos contando la rabia que nos dio no poder ver el último Ultraman por la mañana, en la sesión infantil, pero es lo que tiene hacer maratones tan bestias la noche anterior, de todas modos, no os preocupéis, porque aunque no la hayamos podido ver en pantalla grande, seguro que tenéis reseña de esta maravilla tokusatsu.

Así que empezamos el día recuperando Wu dang, esa película de artes marciales con la que nos habíamos quedado a medias por culpa de la maldita lluvia; no pasa nada porque la pudimos volver a ver entera, y de verdad que es una auténtica maravilla (para los amantes del kung fu, claro está), con unas coreografías perfectas de Corey Yuen (Dragons forever, The twins effect 2) y una historia que mezcla muy bien la pura lucha con aventuras fantásticas al más puro estilo Indiana Jones. Todo un acierto y la esperada película de artes marciales de este año (que sólo hemos tenido una…).

Seguimos con una película de la que nos habían hablado muy bien después de su pase en Udine, Letal Hostage es un thriller chino muy intimista, bastante tranquilo pero sin faltarle la visión más extrema, que aquí vemos tanto explícita, como implícitamente. La verdad es que es una maravilla audiovisual, con una música que te engancha y una fotografía simple pero muy eficaz; al final todo más dramático que de acción, pero en un concepto bastante nuevo que no habíamos visto antes.

La siguiente, aunque esté mal decirlo, fue una comedia romántica que nos encantó (no se lo digáis a nadie), When a wolf falls in love with a sheep es romántica, pero nada pastelosa; una película muy original en su enfoque y con unos personajes más que curiosos, recordando quizás La ciencia del sueño o alguna otra de Michel Gondry con situaciones un tanto irreales y mucha pasión.


Y ya por la noche, después de cenar y tristes por el inminente fin del festival, recibimos a Quim y al resto de la organización y de voluntarios para agradecerles todo su esfuerzo y su dedicación y para conocer las películas ganadoras; La mejor película del festival votada por el público fue Afro tanaka, la segunda Eega y la tercera The rocket, así que este año ha triunfado la comedia.


Como despedida nada mejor que una película fuera de competición oficial y elegida especialmente para tener una clausura 10: The last tycoon, una película de acción china con Chow Yun Fat, Francis Ng y Sammo Hung, y de verdad que fue una película alucinante, nada mejor para acabar una semana como esta; mezclando algo de política de cuando la invasión japonesa sobre Shangai, pero sobretodo con una historia de mafias tremenda, unas actuaciones inmejorables y unas escenas de acción por todo lo alto, que podrían ser más frenéticas o más violentas, pero que nos dejaron a todos sin habla hasta el largo aplauso final en cuanto aparecieron los créditos; una de esas películas con una historia larga y trabajada, además de meterla en distintos tiempos y mezclada y llenándola de entretenimiento para que nadie se aburra.


Y hasta aquí este año de les Nits de Cinema Oriental, ahora sólo toca esperar un año más para volver a encontrarse con la gente de siempre y los nuevos amigos que hemos hecho y para disfrutar de una semana completamente dedicada al cine asiático.