The Soul of Bread review


Título original: Ai de mian bao hun
Año: 2012
Duración: 114 min.
País: Taiwán
Director: Sean Kao, Lin Chun-Yang
Guión: Er Mu
Música: Owen Wang
Fotografía: Wei-han Yang
Reparto: Michelle Chen, McDonalds Chen, Liao Chun, Anthony Neely


Una comedia romántica que llega al alma.

Al ver el trailer de The Soul of Bread pensé, esto es otra comedia romántica del montón, no puedo esperar gran cosa. Cuan equivocado iba yo. Como su propio título indica, es un film con alma propia, sus interpretaciones tienen fuerza, la historia engancha, te identificas con lo que nos cuenta, ríes y lloras con cada uno de sus protagonistas y en definitiva todo en ella es redondo. Al terminar la película entendí por que había sido esta y no cualquier otra la elegida para abrir el Festival Nits de Cinema Oriental 2013. Es sin duda una manera de mostrar el cine taiwanés más tradicional junto a su cine más moderno e internacional, todo un ejercicio de buen hacer y una mezcla preciosa de estilos, que pese a contar algo típico y tópico sabe cómo hacerlo a la perfección.

En lo más profundo de Taiwán hay un pequeño pueblo, dentro de ese pequeño pueblo, nos situamos en un pequeño vecindario, en el cual hay una pequeña panadería. Allí trabajan la joven pareja, Ping y Gao Bing, junto al padre de ella. Un día un famoso panadero televisivo mitad taiwanés mitad francés llega a la pequeña localidad, en busca del pan perfecto del que su madre, una famosa panadera se había enamorado perdidamente. Ping harta de su monótona vida junto a Gao Bing, empezara a desarrollar sentimientos hacia el joven apuesto y mestizo cocinero. Gao Bing deberá luchar para conservar el amor de su amada.



El trabajo en la dirección por parte de la pareja Sean Kao y Lin Chun-Yang es simplemente perfecto. Nos transforma el guión simple y sencillo de Er Mu, en toda una fantasía poética. Le da personalidad propia y hace brillar una película que dirigida cualquier otra persona se quedaría en una simple comedia romántica de sobremesa. Bravo, bravo, bravo para su director. Con esto tampoco digo que el guión sea malo, no lo es, para nada, aunque es algo que ya hemos visto infinidad de veces, pero puesto en las manos correctas queda un producto final sorprendentemente entretenido y brillante. Como dije antes sabe transmitir los sentimientos del film en todo momento y mantiene al espectador pegado a su asiento durante toda la cinta.

Las actuaciones, sin duda el trió protagonista tiene un feeling especial en pantalla, tanto que opacan al resto del elenco de manera bárbara. Todos animaremos a Han Dian Chen y estaremos dándole todo nuestro apoyo para que consiga quedarse con su amada. Todos odiaremos al entrometido de Anthony Neely, pero a la vez comprenderemos un poco sus sentimientos. Y por supuesto todos quedaremos enamorados de la preciosa Michelle Chen, sin duda la sensación actual en el cine taiwanés.

Posiblemente la mejor comedia romántica de 2012, aunque este no sea vuestro tipo de cine, verdaderamente darle una oportunidad a The Soul of Bread, más de uno cambiará su opinión respecto a las comedias románticas. Si te gusta este género, no hace falta decir nada más, ¿qué haces aun sin haberla visto?

Firma: Omar Parra de http://www.terrorweekend.com