Crónica cuarto día by:Katanas y colegialas

El cuarto día del Festival Nits de Cinema Oriental viene marcado por un tema, y es la acción; todas las películas que hemos visto en este día son de una acción tremenda, excepto un pequeño gazapo que se le ha colado a la organización. La verdad es que hemos tenido alguna que otra sorpresa muy grata y hemos hecho el ya típico día de Grindhouse y la primera maratón nocturna en el mismo día, así que todo bastante completo.


Para empezar, El karate, el colt y el impostor, un western de coproducción española, italiana y de Hong Kong, rodado en Almería, con Lee Van Cleef y Lo LIeh de protagonistas y quizás la película con la que más nos hemos reído (no solo nosotros, sino todo el público en general) de todo el festival; tanto por su carácter erótico festivo, como por su incorrección política (aunque en esa época, eso no existía), como por sus diálogos absurdos, sus escenas de pelea o sus personajes rocambolescos y su forma tan poco sútil de meter un chino en el oeste americano; y es que Lo Lieh tiene que recuperar la herencia de su tío que vivió en América y que dejó las pistas en los culos de sus amantes, para eso contará con la ayuda de un ladrón putero y borracho; entre los dos no harán más que liarla, todo un alarde de originalidad y de fusión de géneros en su época y un gran despropósito (de los buenos) ahora.

Nits de Cinema Oriental
El equipo de Somehow invitado
Después de comer nos vamos a Indonesia conGaruda Power, un documental que repasa toda la historia del cine exploitation en ese país (marcado por unos constantes altibajos), empezando por los años ’30 con la ocupación holandesa y el cine que producían los europeos para satisfacer sus deseos, el cese de toda actividad cinematográfica con la ocupación japonesa, el retomar el cine después de eso usando como referencia lo que estaba de moda en el mundo (Tarzán, El zorro, etc.) en los ‘60 sobre todo aventuras selváticas que no les costaba mucho de hacer; más tarde, en los ’70 intentando crear su propia cinematografía con héroes locales y conocidos por todos, usualmente sacados de cómics clásicos del país, pero añadiendo un factor de fantasía que hacía parecer a las películas más cutres por falta de efectos especiales, pero que se creía que atraían más al público, y ya en los ’80 con la llegada del cine de Hollywood y la pérdida de público para el cine local, copiando literalmente las películas de moda para intentar engañar al público, con ese tipo de cine incluso se llegó a la exportación, ya que otros países lo veían como algo curioso y divertido y hacían demanda de estas copias, por eso se empezó a contratar a algunos directores o actores americanos y a grabar en inglés para vender las películas a América; pero en los ’90 con la llegada de la TV a los hogares, el cine pierde toda su fuerza, se cierran casi todas las salas y sólo se hacen películas para televisión o para cines al aire libre que el gobierno crea de forma gratuita, con lo que los presupuestos bajan drásticamente y vuelven a leyendas locales; en los ’00 se cree que hay otro despunte de cine indonesio gracias a The raid, pero se trata de tan sólo una película.
Y justo después del documental vemos la película Lady Terminator, una de esas explotations de los ’80 de salen en el documental, todo un Grindhouse para nosotros, mezcla de Terminator, Depredador, algunas películas de comandos y otras eróticas. Risas aseguradas y mucha acción de la mala.

Y aquí llega el gazapo, en un día en que no hemos parado de tener acción y ya tenemos la adrenalina por las nubes, Nos plantan Somehow, un drama de autor (pero drama, drama) sobre una madre soltera y sin familia, que tiene a su hijo en un monasterio budista y que instante rehacer su vida, pero acaba perdiéndolo todo.

Nits de Cinema Oriental
Presentación dela noche de acción y exhibición por parte de Domingo Lopez
Pero nos recuperamos por la noche al ver The pirates, la respuesta coreana a Piratas del Caribe, una película de aventuras con un gran presupuesto, que fue todo un éxito de taquilla en su país y lo ha sido igualmente en La Bassa, con emoción y muchas risas, chicas y chicos guapos y muchas sorpresas.

A partir de la madrugada, tenemos el primer maratón del festival, el maratón de acción con un KL gangster 3, ideal para los asiduos al festival, ya que en los años anteriores hemos podido ver las dos primeras partes, la saga más taquillera de la historia de Malasia, esta vez tan sólo con el personaje gracioso de la saga por su cuenta, recuperando una leyenda de superhéroes urbanos y con su imaginación para acabar con todos los mafiosos que están acosando su pueblo; todo un derroche de acción, tonterías y efectos especiales de la forma más salvaje que os podáis imaginar, en esta película podremos encontrar de todo.
Y acabando el día con Vengance of an assassin, la película póstuma de Panna Rittikrai (director de Ong Bak); con un inicio espectacular y algunas escenas de acción increíbles, pero que falla mucho como película, sin tener una coherencia ni una historia que agrupe todas estas escenas de forma que cojan un sentido lógico y creen una historia decente, y con mucha irregularidades entre ellas; pero igualmente disfrutamos bastante con las hostias que se daban, quizás por la hora que era o quizás por las ganas que teníamos de marcha.